Caso práctico: la consulta de IU

Hace unos días publicábamos una entrada que pretendía ser una reflexión crítica sobre la idoneidad de las consultas realizadas por nuestros partidos, especialmente tras las elecciones del 20-D, como herramienta de toma de decisiones por parte de militantes y simpatizantes. En ella, incluimos algunos elementos ajenos a la pura voluntad de consulta y de toma de decisiones por parte de las bases.
El destino ha querido que hace un par de días escuchara una entrevista que, a razón de la consulta de Izquierda Unida sobre la (posible) coalición electoral, le hacía Pepa Bueno a Alberto Garzón en el programa “Hoy por hoy” de la Cadena Ser. La periodista le hizo algunas preguntas muy interesantes y las respuestas fueron bastante clarificadoras (o no). Gracias a esta entrevista (y a otras fuentes de información) he podido confrontar nuestra entrada con la consulta más reciente celebrada entre nuestros partidos.
Lo primero, por supuesto, dejamos aquí la entrevista íntegra, realizada el pasado 2 de mayo.

Fuente: Cadena Ser. Extraída de aquí.

En nuestra entrada al respecto, ya decíamos que las razones que podían llevar a un partido a convocar una consulta entre sus militantes (y simpaticantes en algunos casos) iban más allá de la mera consulta de opinión. Aunque ya hicimos alguna referencia a la consulta de IU, veamos un poco más en detalle:
  1. Ya dijimos que uno de los objetivos era circunvalar a una parte de la organización, encabezada por Cayo Lara y Gaspar Llamazares, muy reticentes a coaligarse con Podemos de cara a las elecciones del 26-J, debido principalmente al temor a que IU se diluya como marca dentro de la amalgama de siglas que Podemos pretende reunir a su alrededor, bien por ser considerada una más, bien por perder su identidad y, finalmente, desaparezca.
  2. Cayo Lara y Gaspar Llamazares son los dos últimos coordinadores generales de Izquierda Unida (el primer aún en activo pero con fecha de caducidad), por lo que no son simples voces dentro de la formación. Esta consulta, por tanto, también parece encaminada a reforzar el liderazgo de Alberto Garzón dentro del partido, siendo como es, además, el más que previsible próximo coordinador general si no hay una catástrofe que lo impida de aquí al próximo congreso federal.
  3. Ante las voces discordantes (recuerdo una vez más que no son dos simples voces en IU), parece lógico pensar que también se pretende eliminar o anular, al menos temporalmente, la disensión interna. Eso sí, en ningún momento dijimos que se fuese a conseguir y, de hecho, Gaspar Llamazares ya mantuvo sus discrepancias después de saberse el resultado positivo de la consulta.
  4. No creemos que sea el motivo principal, pero un poco de visibilidad nunca viene mal.
Pero también hablábamos del poder que los organizadores de la consulta tienen, controlarla y diseñarla, por lo que saben que tienen grandes posibilidades de sacar adelante la consulta con un gran resultado a su favor. Así ha sido: el recuento del voto dio una mayoría muy amplia a la opción del “sí”, la defendida por el propio Garzón y su equipo. Es decir, convocaron una consulta que sabían que iban a ganar. Veamos si se cumplió lo que dijimos, apoyándonos en la entrevista a Garzón.
El líder diseña la pregunta y la moldea de tal manera que parezca una pregunta sencilla de responder. El propio Garzón así lo manifiesta en el minuto 1:53 (“de hecho hemos hecho una pregunta muy sencilla para que no haya ningún tipo de confusión ni interpretación“) como respuesta a una pregunta de la entrevistadora: “¿Está pidiendo carta blanca a sus militantes?“. Después, Garzón intenta profundizar en la respuesta diciendo que se explican las condiciones en las que se negociará con Podemos y que, de recibir el respaldo de la militancia, el acuerdo pormenorizado deberá ser respaldado por el Consejo Político Federal.
La pregunta de la consulta fue: ¿Apruebas una coalición electoral con Podemos y otras fuerzas de cara a las elecciones del 26 de junio? Respuestas: Sí, No, Abstención. En un principio, la pregunta parece sencilla de responder. Al fin y al cabo, lo que se negocia es una unión de partidos de izquierdas, de ideología cercana y muchas propuestas electorales similares o iguales. Ahora bien, no se somete a la consulta ningún acuerdo, más bien un hipotético acuerdo que se da por hecho, y no sólo con Podemos sino con “otras fuerzas” sin especificar cuáles. Es decir, faltan muchos detalles en realidad sobre lo que se está votando. Como decíamos, un “sí” o un “no” dejan fuera muchos matices que podrían excluirse o incluirse en el acuerdo y sobre los que, tal vez, los militantes tuvieran una opinión contraria a la cúpula. Es decir, si yo fuera un militante de IU, podría votar “sí” y que el acuerdo resultante no me convenciese o al revés. Desde luego, si Alberto Garzón no está pidiendo carta blanca, se parece bastante.
Falta información (de forma consciente) sobre todo lo demás. Se ha preguntado, como decíamos, sobre si el militante aprueba una coalición electoral, pero no se le han ofrecido los detalles del acuerdo (claro, es que aún no existe tal acuerdo) sino sólo “el marco de negociación” (resumido por Garzón a partir del minuto 2.00). De hecho, lo primero que dice Garzón es que pretende “estudiar la posibilidad de ir conjuntos en una candidatura electoral con un programa que sea la intersección de dos diferentes organizaciones políticas” (minuto 0:30). Por supuesto, nada se sabe del programa que negociarán Podemos e IU, pero además parece olvidar que existen otras fuerzas y confluencias que también modificarán ese programa.
Se suelen ocultar los escenarios alternativos.No contemplo ahora mismo que salga un no” (minuto 3:55). Más preguntas:
  • ¿Qué porcentaje legitima el “sí”? “Sólo estamos esperando que la militancia y los simpatizantes puedan opinar pero sin establecer ningún tipo de barrera o límite” (min. 2:17).
  • Pero, ¿y si sale “no”, Ud. se sentirá desautorizado? “Bueno, claro, por supuesto que sí (…), [pero] surgían encuestas, tanto en La Sexta como en El País, en las que decían que era abrumador el apoyo a este acuerdo hipotético”. ¿Y eso se traduce en qué? ¿O es que ya sabe que no va a perder la consulta? En cualquier caso, parece una moción de confianza más que una consulta concreta sobre un problema concreto.
Puede abrir un nuevo cisma. Bueno, no podemos decir que va a abrir uno nuevo, pero, por las declaraciones de Llamazares, diría que no ha cerrado el anterior.
La información que se extrae es tremendamente limitada y la respuesta queda sujeta a interpretación. Los resultados publicados dijeron que el 84% de los votos emitidos respaldaba la decisión de Garzón de pactar con Podemos, habiendo votado un 28% de los llamados a hacerlo. Es decir, se puede interpretar como que una inmensa mayoría aprobó la propuesta (a pesar de las carencias antes mencionadas) o que, en realidad, sólo lo hizo menos del 24% de la militancia. No entramos a valorar los resultados, simplemente queremos dejar patente que la opción de interpretar de manera diferente los resultados existe y que, por ello, esta consulta no parece que haya sido una herramienta ideal para resolver un conflicto. Será útil, pero no resolutiva.
El militante vota desinformado y acude a atajos informativos. La postura de Garzón, que recuerdo es quien está dirigiendo la acción política de IU desde hace varios meses y está llamado a ser el nuevo coordinador general, fue pública desde el principio.
Por tanto, estudiando este caso (como se pueden estudiar otros, que nadie se sienta señalado) podemos llegar prácticamente a las mismas conclusiones. Preguntar y votar es mejor que no hacerlo, pero en este caso no ha habido una inocente e imparcial pregunta en busca de respuesta, con todas las opciones y la información sobre la mesa, sino un arma política que ha legitimado las tesis de Garzón y su dirección política sobre otras líneas de pensamiento internas.

PARTIDOS IUphoto credit: Unidad Popular

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s