Operación Casa Blanca (IX): un mes de marzo (casi) decisivo

En nuestra última entrada sobre la carrera para la nominación a la presidencia de los Estados Unidos, os dejamos lo que las encuestas preveían para el Supermartes. Afortunadamente (créanme, no es habitual), las encuestas acertaron en líneas generales salvo en un par de cosas por lo que dejamos listas las líneas a seguir durante este mes de marzo. 18 estados más han votado durante este mes de marzo.
EL MES DE MARZO EN EL PARTIDO REPUBLICANO
A estas alturas, Donald Trump sigue siendo el gran dominador pero no lo hace de una forma tan clara como hace un mes y medio. Ya tiene su rival: Ted Cruz. Es el único que le ha plantado cara y, mientras el magnate ha vencido en 16 estados durante este mes, Cruz lo hizo en 8. Ya sé que, a priori, parece una victoria aplastante de Trump pero en el GOP hay muchos detalles que entran en juego y que, desde la distancia, pueden ser ignorados.
El primer detalle es que Cruz ha conseguido vencer a Trump en algunos estados donde las encuestas le daban como perdedor ante el magnate (de hecho, consiguió un más que meritorio empate en Missouri). Parece claro que el votante más adepto al establishment estaba esperando el poder decantarse por el candidato más fuerte de los que no fueran Trump. Cruz es ahora su candidato ya que Rubio se vio obligado a retirarse tras el desastre de perder en su propio estado por casi 20 puntos ante Trump. Eso sí, no pierdan de vista sus 166 delegados. Pueden ser importantes en la convención nacional.
Por sí solo, no parece que este hecho debiera preocupar a Trump. Sin embargo, sí debe hacerlo el hecho de que el aparato nacional del GOP parece haber encontrado (por fin) una estrategia para, al menos, dificultar al máximo posible su nominación. Hay que dejar clara una cosa para poder entender esto: el establishment del GOP no quiere a Trump de candidato porque entiende que significa entregar la presidencia al Partido Demócrata no sólo este noviembre sino, posiblemente, en una larga temporada. Pero tampoco le gusta Cruz, a quien muchos medios conservadores estadounidenses tildan de ser una persona insoportable (además de ser el mejor considerado por el Tea Party). Sin embargo, el GOP cree (no sin razones) que Cruz sería mucho más rival para Clinton que Trump. ¿Cuál es entonces la estrategia del aparato nacional?
El GOP apostará por Cruz… pero con un vicepresidente más moderado si es que el senador de Texas quiere competir por la Casa Blanca. Por esto y para evitar la nominación automática de Trump antes de la convención nacional, el GOP mantiene en la carrera a John Kasich. Su función es sumar cuantos más delegados pueda para evitar la nominación automática del magnate y tener la suficiente fuerza como para ser propuesto vicepresidente de Cruz si, tras sumar los delegados de ambos, pueden eliminar a Trump.
Aparte, al GOP aún le quedan algunas balas: controla la convención nacional y puede modificar su funcionamiento cuando quiera (incluso el mismo día) pero el primer paso es evitar a toda costa que Trump llegue con los delegados necesarios. Jeb Bush, el otro candidato del establishment, ya ha anunciado su apoyo a Cruz. Si la cosa se pone peligrosa, Rubio no tardará en hacer lo mismo. Pero no descarten que las élites del partido intervengan directamente si fuera necesario, promoviendo un candidato alternativo y cortando a Trump. Esto entregaría, sin dudas, las elecciones a Clinton pero, según creen el GOP, esto permitiría mantener el partido en pie y no, como se temen, que se derrumbe si aceptan la nominación de Trump.
Y es que no sólo se está jugando la Casa Blanca. También la renovación parcial del Congreso. En el GOP se cree muy firmemente que, de ser Trump el candidato, pudiera ser tal el descalabro que los demócratas recuperarían la mayoría en esta cámara. Una de las grandes bazas republicanas para influir en la política nacional es que los republicanos tienen la mayoría en ambas cámaras. Ante una más que previsible victoria de Clinton, sus mayorías en Congreso y Senado puede frenar muchas de las iniciativas de la exsecretaria de Estado. Perder la mayoría en el Congreso, debido a que las minorías votarían en masa a favor de Clinton, dejaría al GOP en una de las situaciones más complicadas de las últimas décadas.
Kasich, una de sus últimas esperanzas, consiguió vencer en su estado, Ohio, un winner takes all que le dio 66 delegados y ya tiene una cantidad más que decente para ser un candidato que nunca pronunció una palabra más alta que otra y que, de los tres que quedan, es el mejor como político sin duda, algo no muy apreciado por los votantes parece ser. La cuestión, como ya venimos anunciando, es saber si hay el tiempo suficiente para evitar la nominación de Trump. En el GOP se presenta un mes de abril más que interesante.
Los resultados de este mes de marzo han sido (nótese que puede haber alguna diferencia con otras fuentes ya que algunos estados no ofrecen el reparto de delegados sino una estimación):
  • Donald Trump, 656 delegados (737);
  • Ted Cruz, 446 delegados (463);
  • John Kasich, 127 delegados (143);
  • Marco Rubio, 127 delegados (166), retirado el 15 de marzo.
  • Ben Carson, 3 delegados (7), retirado el 2 de marzo.
*La nominación directa se alcanza con 1237 delegados. Quedan 944 por repartir.
EL MES DE MARZO EN EL PARTIDO DEMÓCRATA
También las encuestas acertaron en gran medida en las primarias y caucus demócratas. Clinton sigue avanzando menos rápido de lo esperado pero igualmente segura de que tiene la nominación en el bolsillo. Tuve la oportunidad de seguir uno de los últimos debates demócratas y está claro quién tiene algo que perder y va con el freno de mano echado (Clinton) y quién no y disfruta de la libertad y de la agresividad que ello conlleva (Sanders).
Más allá de los resultados que, repito, siguen a día de hoy el transcurrir previsto, la campaña de Sanders merece una loa de admiración. Probablemente, se han juntado diversos factores que le permitirán seguir con su campaña hasta prácticamente el verano: la gestión de la crisis por parte de la administración Obama (de la que Clinton formó parte), el desafecto hacia las élites del país, las ganas de protesta, la cuestión de los refugiados y la política exterior… Pero, aun así, tiene mucho mérito. Sanders tiene carisma y es muy buen orador, pero lo tiene casi imposible (mejor no pillarse los dedos) y su campaña llegará muy, muy lejos, sobre todo tras conocer los resultados de los caucus del día 26 en los que venció por amplios márgenes en los tres estados en juego (Washington, Alaska y Hawai) rompiendo la tónica general. La dinámica de Sanders le favorece pero sigue dependiendo, a su pesar, de que Clinton tropiece.
¿Por qué está tan lejos entonces? Porque en la mayoría de estados donde consigue vencer lo hace con muy poca diferencia y suelen ser estados pequeños (con algunas excepciones, claro). Clinton, cuando vence, lo hace en estados grandes y con mucha diferencia. Lo único que puede arrebatar la nominación a Clinton es un error de los que serían recordados durante décadas. Ésa es, precisamente, la campaña de Clinton: no cometer errores. Por eso Sanders sigue en juego. Por eso la diferencia es menor de la que se preveía al inicia de las votaciones. Por eso, Clinton vencerá la nominación. No creemos que cambien mucho las cosas de aquí a junio.
Los resultados de este mes de marzo han sido (nótese que puede haber alguna diferencia con otras fuentes ya que algunos estados no ofrecen el reparto de delegados sino una estimación):
  • Hillary Clinton, 1130 delegados + 469 superdelegados (1243 + 469);
  • Bernie Sanders, 864 delegados + 29 superdelegados (975 + 29);
*La nominación directa se alcanza con 2383 delegados. Quedan 2049 por repartir.

USA Primarias 5 candidatesphoto credit: abc news

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s