Por qué ver el debate de investidura

Por fin ha llegado la primera sesión de investidura, lo que pone en marcha el reloj con la cuenta atrás de dos meses. Si ningún candidato consigue la confianza de la cámara en este tiempo, iremos a elecciones anticipadas. No vamos a entrar en qué posibilidades existen para cada una de las opciones (entraríamos más en el terreno de la conjetura con los datos objetivos que tenemos hoy), aunque sí que nos gustaría traer a colación dos eventos recientes que nos dicen que, cuando el reloj está en marcha y conforme se acerca el límite, nuestros políticos son más propensos a pactar: recuerden Andalucía (cuando quedaba una semana para que expirara el plazo) y Catalunya (a un día del fin del plazo). No pierdan, pues, la esperanza, si es que es tal, de que se forme gobierno antes de que vuelvan a ser llamados a las urnas.
Pero no era éste el objetivo de la entrada sino exponer por qué creemos que para nosotros, los ciudadanos, es importante seguir el debate de investidura que comienza hoy, miércoles, a las 9 de la mañana con la intervención de Mariano Rajoy (si no cede el testigo a Hernando, claro, mostrando nuevamente sus cualidades de escapista). La jornada de hoy se presenta muy interesante una vez ya se ha expuesto el programa del candidato en la jornada de ayer, que no aportó gran cosa más allá del documento que Pedro Sánchez firmó con Ciudadanos y que reflejó (casi) fielmente en su discurso.
¿Por qué?, se preguntarán. PSOE y Ciudadanos suman sólo 130 escaños y, salvo Coalición Canaria, el resto de grupos ya han anunciado su “no” rotundo tanto hoy, en primera votación, como el viernes en segunda. ¿No es acaso inútil tal debate? La respuesta es “no”.
Es cierto que el Congreso de los Diputados, como parte de sus funciones, es la cámara encargada de otorgar su confianza o no al candidato propuesto por el Rey, Pedro Sánchez en este caso. Lo realmente importante, tanto si se vota “sí” como si se vota “no”, es que cada grupo político debe justificar públicamente por qué apoya o no la investidura del candidato, haciendo público su propio programa de propuestas de cara a apoyar al candidato o, por qué no, a las elecciones anticipadas.
O lo que es todavía más relevante: mañana los grupos parlamentarios exponen por qué apoyarán a un candidato o por qué no le darán su confianza a ninguno. La justificación que se dé al primer “sí” o al primer “no” debe ser coherente con los sucesivos. Es importante para los ciudadanos estar atentos para poder detectar las contradicciones de cada partido, no vaya a ser que nos obliguen a votar el próximo 26 de junio y éstas cosas nos pasen por alto o que, por el contrario, la legislatura eche a andar y algún partido decida defeder posturas radicalmente distintas a las expresadas mañana.
Porque sí, nos guste o no, el sistema democrático exige que los ciudadanos ejerzamos un cierto control sobre lo que nuestros representantes hacen, dicen y defienden en nuestro nombre.

Investidura

photo credit: Europa Press

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s