Operación Casa Blanca (VII): Primarias demócratas en Carolina del Sur

Carolina del Sur es un estado netamente republicano, pero más de la mitad de los votantes demócratas aquí son afroamericanos. Aunque ya avísabamos de que los resultados reflejaban un engañoso empate entre Clinton y Sanders, Carolina del Sur, que votó el sábado 27 de febrero, terminó de disipar las dudas de aquéllos que esperaban alguna sorpresa a favor de Sanders en los estados del sur. Clinton sacó una ventaja enorme y sólo parece que le queden las citas del supermartes y algunas de marzo para afianzarse como la gran favorita para regresar a la Casa Blanca, esta vez como Presidenta de los Estados Unidos.
53 delegados estaban en juego, repartiéndose de la siguiente manera:
  • Hillary Clinton, 39 delegados (90);
  • Bernie Sanders, 14 delegados (65);
Casi 50 fueron los puntos de ventaja de Clinton, explicable por varias razones: la primera, la ascendencia de los Clinton en los estados del sur; la segunda, la gran estrategia usada por Clinton al presentarse como la sucesora natural de Obama, cuyos resultados sólo son plausibles en estados en los que las minorías son relevantes, caso de Carolina del Sur; el voto inmigrante y el femenino se posicionan claramente a favor de Clinton; Sanders apenas hizo campaña aquí, consciente de sus pocas opciones, centrando sus esfuerzos en aquéllos estados donde puede dar la batalla el próximo martes, el famoso supermartes, si quiere que su candidatura llegue a abril viva.
Pero hay otro factor que parece decantar las primarias demócratas en favor de Clinton: la cada vez más clara victoria de Trump. Clinton ya era la candidata del establishment pero si, como parece, Trump se alza con la candidatura republicana, Clinton está destinada a ocupar el salón oval ya que, además del voto íntegro demócrata (Clinton se está esforzando mucho en mantener una relación cordial y constructiva con Sanders), podría conseguir el voto republicano más moderado, poco amigo de los histrionismos del magnate. Cruz o Rubio serían rivales más temibles para Clinton. No en vano, algún diario conservador estadounidense dice que el propio GOP ya ha dado por perdida la Casa Blanca si Trump es el candidato, incluido el propio Cruz.
Así, la carrera por la candidatura demócrata ha sido convertida en una carrera directa por la Casa Blanca. Y Clinton tiene todas las de ganar. Poco después de anunciarse la clara victoria, en su discurso, Clinto dijo que “mañana sería la candidatura nacional“. No parece estar errada. Veremos entonces, tras el supermartes, que Clinton pone el foco de sus ataques más en Trump que en Sanders.
Sin apenas tiempo para pensar, llega el supermartes que, en el lado demócrata, junta las votaciones de 11 estados al mismo tiempo y pone en juego cerca de 1000 delegados. El gran reto lo tiene Sanders, a quien las próximas citas tampoco favorecen demasiado y su misión es llegar a final de mes aún en la carrera.
Próxima cita, el Supermartes: Alabama, Arkansas, Colorado, Georgia, Massachusetts, Minnesota, Oklahoma, Tennessee, Texas, Vermont y Virginia (01/03).

USA Sanders Clintonphoto credit: NBC

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s