Sobre el “escrache” a Barbero

Tengo que reconocer que escribo esta entrada con una mezcla de curiosidad y preocupación. La primera, porque parece que se está cumpliendo un famoso refrán español que dice “quien siembra vientos recoge tempestades“; la segunda, por las críticas que están surgiendo en torno a lo sucedido.
Para quien no se haya enterado, el pasado martes hubo una concentración organizada por sindicatos de la Policía Municipal para protestar por algunas de las decisiones tomadas por el actual Gobierno de Madrid, concretamente la de suprimir la unidad UCS. El objetivo de la manifestación era el Concejal José Javier Barbero, Delegado del Área de Gobierno de Salud, Seguridad y Emergencias. La manifestación había sido comunicada a la Delegación de Gobierno y era, por tanto, legal. Además, como es el procedimiento, se activaron 30 agentes de la UIP para que dieran protección a la manifestación y evitarán que hubiera altercados públicos. En un momento de la manifestación apareció el citado concejal y los manifestantes aprovecharon la ocasión para increparle mientras le seguían. El concejal fue protegido en todo momento por su equipo de seguridad (policías municipales) y se refugiaron en un bar a esperar a que viniera su coche oficial. Cuando vino el coche, el concejal se monto y salió de allí no sin antes evitar que se dieran algunos manotazos a su coche.
Pues bien, esto es en resumido lo que pasó. Honestamente, debo aclarar que he visto varios vídeos y no puedo decir que se dieran situaciones peligrosas para nadie. Efectivamente hubo insultos y seguro que la presión en torno al concejal era mucha, pero no parece que fuera más allá de la sensación de estar rodeado de cientos de personas increpándote, porque no hicieron nada más. Pues bien, en cuanto tuvo oportunidad dicho señor aprovechó para tildar a los manifestantes de “fascistas” (palabrita que incomprensiblemente parece usarse mucho), culpar a la Policía Nacional de inanición por no haber intervenido y encima quiere abrir una investigación por si se hubiera incitado al odio. Y digo yo, ¿en serio? De verdad que estaba sorprendido de escuchar esas declaraciones de alguien que ha participado activamente en estas acciones (el escarche a Gallardón) y las ha defendido. No sé qué esperaban aquellos que han promovido este tipo de acciones de protesta y otras de “resistencia” en el pasado, ¿qué la gente se quede quieta ahora? ¿Por qué? ¿Acaso cuando lo hacían ellos era lo correcto y no se les podía tocar, pero ahora que lo hacen contra ellos es “fascista”?  Un poco de seriedad, por favor. Hay que saber aceptar las consecuencias de nuestros actos, y en el caso de estas personas ahora les toca aceptar que han sembrado un precedente muy peligroso. El respeto es algo fundamental para la convivencia y ellos no lo tuvieron en el pasado. Actuaron con violencia o intimidación y sin respeto alguno, ¿cómo se puede tener la poco vergüenza (o la mala memoria) para plantarse frente a los micrófonos y decir todo lo que se ha dicho? De verdad que no lo entiendo y no me hace pensar nada bueno de ellos. Esa actitud de cuando lo hago yo es perfecto pero cuando me lo hacen a mí es malo es muy peligrosa y dice mucho de la persona, cuidado. 
Antes de terminar la entrada quiero aclarar una cosa. He podido ver que en las redes ya es un tema de discusión y parece que igual que hay muchos que defendían los escraches en el pasado ahora hay muchos que critican este (curiosamente parece que son los mismos…). Hay argumentos varios, como que esta vez se ha actuado con violencia y antes no, que estos señores eran policías y no corrían el riesgo de ser identificados o que los anteriores escraches tenían unas reivindicaciones justas y este era solo político. Pues bien, todo aquel que haya visto los vídeos podrá ver que no ha sido violento (más allá de la situación de presión en sí), que los policías son ciudadanos y se les podría haber identificado igual que a todo el mundo y que había una reivindicación más o menos acertada (llamar la atención sobre la gestión del Ayuntamiento en ciertos asuntos). En cuanto a lo de que esta era política, todas han tenido un tinte político y eso es indiscutible, además de que con esta se pretendía mostrar disconformidad con las acciones llevadas a cabo, como en cualquier manifestación. Me parecen ridículo argumentar cualquier cosa para diferenciar este escrache de los habidos en el pasado. Son lo que son y este no se ha diferenciado.
Hoy ha salido publicado en El País este editorial que, a mi parecer, explica y complementa muy bien lo desarrollado en la entrada. Animo al lector a leerlo.

Barbero increpado

¿Qué opinas sobre los escraches? ¿Crees que son justos? ¿Te parece que este no lo fue? Déjanos tu comentario aquí o en nuestra página de Facebook. Y si te parece interesante, curioso, útil o todo a la vez, ¡compártenos, por favor!
Fuente imagen: ara.cat/EFE. 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s