Operación Casa Blanca (IV): Las primarias de New Hampshire

Segunda jornada de votaciones, celebrada el pasado martes, 9 de febrero, esta vez sin sorpresas y en forma de primarias. Este estado no alcanza los 1,5 millones de habitantes, es decir, apenas el 0,41% de la población estadounidense. Con muy pocas minorías y una abrumadora mayoría blanca (más del 90% de la población), las encuestas daban grandes ventajas a Sanders en el lado demócrata y a Trump en el lado republicano. Veamos qué pasó.
Las primarias demócratas
Se repartieron 24 delegados de la siguiente manera (entre paréntesis, el total acumulado):
  • Bernie Sanders, 15 delegados (36);
  • Hillary Clinton, 9 delegados (32);
Las encuestas otorgaban una ventaja media a Sanders de unos 18 puntos, aproximadamente. Al final, ganó con algo más de 21. ¿Significa esto que Sanders es ahora favorito para llegar a Washington? La respuesta es “no”. Sanders está haciendo un trabajo colosal, eso es innegable, pero la realidad es que Clinton sigue siendo muy favorita por las razones que ya comentamos cuando hablamos de Iowa. New Hampshire le era un estado muy favorable a Sanders, con muy pocas minorías, estado vecino de Vermont, del que es senador y en unas elecciones primarias en las que el voto independiente era aceptado (recuérdese que, salvo algunas excepciones como ésta, sólo los adscritos al partido en cuestión pueden votar), hecho este último que proporcionó el repunte final a la ventaja de Sanders.
Pero si tenemos en cuenta el calendario, nos reafirmamos en que lo duro para Sanders está aún por llegar. La inmensa mayoría de votaciones que se tienen que dar de aquí a abril son favorables a Clinton, especialmente los grandes estados sureños que reparten cientos de delegados. En abril, si consigue llegar con alguna opción, podría encontrar un calendario más favorable. Hasta entonces, y salvo en algunos estados (pocos), la misión de Sanders será resistir. O eso, o se da una sorpresa enorme que haga cambiar la tendencia en la próxima cita demócrata (Nevada, el próximo sábado 20 de febrero) o en el supermartes. Por mucha emoción que demuestren algunos periodistas europeos, el socialismo sigue sin ser bien visto en la mayoría de estados y Clinton parece una opción mucho más razonable. A priori, sólo ella podría perder las primarias a base de cometer errores (y sí, no es algo descartable).
Sin duda alguna, Nevada dirá mucho sobre las opciones reales de Sanders.
Próxima cita: Nevada (20/02).
Las primarias republicanas
Con los primeros candidatos republicanos ya caídos, los 23 delegados en juego se repartieron de la siguiente manera:
  • Donald Trump, 10 delegados (17);
  • John Kasich, 4 delegados (5);
  • Ted Cruz, 3 delegados (11);
  • Jeb Bush, 3 delegados (4);
  • Marco Rubio, 3 delegados (10);
  • Chris Christie, 0 delegados (0);
  • Carly Fiorina, 0 delegados (1);
  • Ben Carson, 0 delegados (3);
Tal y como se esperaba, Trump venció con una gran ventaja (20 puntos, igual que Sanders, con la gran diferencia de que competía con otros 7 candidatos) y recuperando confianza tras la sorpresa de Iowa. Sigue siendo el gran favorito para hacerse con la candidatura debido, sobre todo, a las dudas del aparato nacional del partido.
Kasich, un republicano moderado, alcanzó una sorprendente segunda plaza. Junto con Bush y Rubio, forma el tridente del establishment. Es reconocido por los medios estadounidenses como un buen político, razonable, al que, sin embargo, le falta carisma. Su moderación, que le haría ser un candidato muy viable en las elecciones frente a Clinton o Sanders, le hace ser un candidato secundario en medio de unas primarias tan agresivas en las que el mensaje dominante no es el propositivo precisamente. Aún así, y salvo que el aparato nacional apueste claramente ya por Rubio o Bush, puede ser la sorpresa y plantarse en el supermartes con más opciones que sus colegas. La cuestión será ver si para cuando se muestre como el más fuerte, no es ya muy tarde para enfrentarse a Trump y Cruz.
Cruz, precisamente, fue el tercero en discordia. A pesar de que era un estado que no le era nada propicio (los candidatos religiosos no son muy bienvenidos), consiguió salvar la jornada y permanece como la gran alternativa a Trump. Bush y Rubio, cuarto y quinto respectivamente, han obtenido resultados pobres teniendo en cuenta la cantidad de dinero gastada por el primero y el hecho de que el segundo es el favorito del aparato nacional republicano (un mal debate en EE.UU. da lugar a estos resultados).
Christie y Fiorino han abandonado su carrera electoral. Dos menos. Carson, sorprendentemente, ha decidido continuar a la espera de los resultados de Carolina del Sur (20/02) y Nevada (23/02), probablemente animado por sus buenos resultados de Iowa. Resultaría sorprendente que su candidatura llegara más allá.
Próxima cita: Carolina del Sur (20/02).

USA Sanders y Trumpphoto credit: portaldenoticias.com.ar

Anuncios

Una respuesta a “Operación Casa Blanca (IV): Las primarias de New Hampshire

  1. Pingback: Operación Casa Blanca (V): Nevada y Carolina del Sur afianzan a los favoritos | Esto también es política·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s