Operación Casa Blanca (III): Los Caucus de Iowa

La primera cita para la elección de candidatos de cara a las elecciones presidenciales estadounidenses del 8 de noviembre se dio en Iowa, el pasado 2 de febrero, en forma de caucus. Éste estado tiene poco menos de 3 millones de habitantes, menos de un 1% de la población total de Estados Unidos. Pasamos a exponer los resultados y a analizarlos brevemente.
Los caucus demócratas
Las votaciones demócratas repartían un total de 44 delegados y lo hicieron de la siguiente manera:
  • Hillary Clinton, 23 delegados.
  • Bernie Sanders, 21 delegados.
  • Martin O’Malley, 0 delegados.
Como consecuencia de los resultados, O’Malley decidió retirar su candidatura dejando todo el proceso en un cara a cara entre Clinton y Sanders. La mayoría de opiniones hablan de un empate técnico entre ambos candidatos y suelen conceder mayor mérito a Sanders. Sin quitar razón a estos análisis, conviene hacer un par de puntualizaciones.
Indudablemente, Sanders tiene un enorme mérito al mantenerle la cara a Clinton, la gran favorita y, además, la candidata del aparato del partido. Sin embargo, no debemos olvidar que Iowa es un estado con muy pocas minorías (entre las cuales, a priori, Clinton se muestra más fuerte) y no demasiado favorable a Clinton. Todo lo que no fuera un desastre (como el tercer puesto de 2008), asentaba a Clinton como la gran favorita de cara a la convención nacional. Si su fortaleza es cierta, no empezará a verse hasta finales de febrero, cuando los estados del sur empiecen a votar.
El gran resultado de Sanders da un impulso a su candidatura. La siguiente votación, en New Hampshire, le favorecerá (algunas encuestas le dan hasta 20 puntos de ventaja) y si logra finalizar marzo dando la batalla, tal vez pueda haber hueco para la sorpresa pero ésta dependería en mayor medida de errores por parte de Clinton que del propio trabajo de Sanders.
Aunque algunos medios, especialmente aquéllos europeos cercanos a la socialdemocracia, insisten en creer que Sanders tiene muchas opciones de derrotar a Clinton, La realidad, según los medios estadounidenses, es que la ex-Secretaria de Estado sigue teniendo en su mano la victoria demócrata en un mano a mano que, al parecer, no llegará al final. Clinton está haciendo una campaña conservadora, sin arriesgar, floja incluso, precisamente para no cometer los errores que pudieran producir su derrota.
Los caucus republicanos
Se repartían un total de 30 delegados. Los resultados fueron:
  • Ted Cruz, 8 delegados.
  • Donald Trump, 7 delegados.
  • Marco Rubio, 7 delegados.
  • Ben Carson, 3 delegados.
  • Rand Paul, 1 delegado.
  • Jeb Bush, 1 delegado.
  • Carly Fiorina, 1 delegado.
  • John Kasich, 1 delegado.
  • Mike Huckabee, 1 delegado.
  • Resto de candidatos, ningún delegado.
En el lado republicano, Iowa trajo una sorpresa: Trump, que venía con una ventaja de más de 15 puntos en las encuestas, fue derrotado por Ted Cruz y acabó con un empate técnico con Marco Rubio. Pese a lo que pudiera parecer, Trump sigue siendo el gran favorito en el lado republicano, pero tal vez pueda tener más competencia de la que se había presumido antes de las primeras votaciones. El voto evangelista favoreció la profunda religiosidad de Ted Cruz, quien se llevó la victoria. El tercero, Marco Rubio, parece colocarse por delante de Bush como el candidato del establishment nacional, de ahí su enorme satisfacción y su discurso triunfalista.
Muy al contrario que en el lado demócrata, la carrera republicana parece que será de fondo, en la que los candidatos más débiles irán cayendo poco a poco. Mientras siga habiendo un número grande candidatos, el gran beneficado será Trump dado que el aparato nacional del partido sigue sin apostar claramente por ningún otro candidato. Ante el voto disperso, parece claro que Trump, precisamente un candidato anti-establishment, que arremete contra todo y contra todos y es el preferido por el voto moderado, se afianza como el gran favorito. La cuestión radica en que para cuando queden tres candidatos, presumiblemente Trump, Cruz y Rubio, el primero ya podrá llevar una ventaja complicada de paliar.
Las primeras bajas ya se han conocido: Rand Paul, Mike Huckabee y Rick Santorum. Una de las cosas interesantes de las primarias republicanas será saber qué hacen los delegados elegidos para las candidaturas ya retiradas. En este caso, la cantidad es ínfima, pero quien consiga llegar a abril con un buen puñado de delegados y abandone la carrera electoral podría tener en su mano, por azares del destino, la llave de la candidatura republicana.

USA Primarias 1 Iowaphoto credit: desdelaplaza.com

Anuncios

Una respuesta a “Operación Casa Blanca (III): Los Caucus de Iowa

  1. Pingback: Operación Casa Blanca (IV): Las primarias de New Hampshire | Esto también es política·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s