El importante papel del Rey

Las pasadas elecciones generales dejaron un resultado sin duda complejo que dificulta mucho la elección del Presidente del Gobierno. Ninguno de los cuatro partidos más votados obtuvo mayoría suficiente y tampoco con el apoyo de su socio más “cercano ideológicamente” podría obtenerla. La suma PP-PSOE haría posible la obtención de la mayoría, pero a pesar de su lógica parece difícil que pueda suceder por su negativa a entenderse. Así pues, en cualquiera de los otros caso se necesita la suma de al menos tres partidos (o al menos suma y abstención) para lograr la mayoría necesaria, y hoy por hoy estamos lejos de lograr ese apoyo en cualquiera de las posibilidades que se barajan.
Es por tanto en este momento cuando la figura del Rey como moderador juega un papel muy importante. Atendiendo al artículo 99 de la Constitución, es el Rey el que, a través del Presidente del Congreso y una vez consulados a los partidos, propone el candidato más favorable para formar Gobierno. Éste candidato (que no tiene porque ser diputado) deberá exponer su programa en la Cámara y obtener el voto favorable por mayoría absoluta. De no lograrse en primera votación, habrá una segunda 48 horas después, en la que bastará obtener el apoyo por mayoría simple. Sin embargo, no estamos ni cerca de lograr esta situación. Así pues, además de los actos tasados que nuestra Constitución otorga al Rey, debemos atender al papel de moderador, mucho más complicado y subjetivo.
Pese a que la principal crítica que se suele realizar a la Corona es que sus miembros no son electos y esto puede vulnerar el principio democrático, ahí reside también su principal fortaleza. El Rey es rey de todos los españoles y nadie puede decir que toma partido por X o por Y, ya que no está sujeto a votantes o pendiente de una reelección. Es una figura neutra que media en conflictos con la libertad que supone el no tener lazos u obligaciones más allá del interés de España. Un presidente de una república es indudable que tiene mayor legitimidad democrática y es igualmente representante del país y velará por lo que mejor convenga al país en su conjunto, pero es inevitable que se vea influenciado por futuras reelecciones o por pertenencia a un partido, cosa que en el caso de las monarquías (democráticas se entiende) no ocurre.
Ya que nuestros representantes parecen no querer entenderse entre sí y estar más pendiente de trazar líneas rojas o seguir criticando personas y gestiones en vez de intentar sentarse a dialogar, el Rey tiene la obligación de mantener reuniones con todos e intentar calmar los ánimos para asegurar así el mejor futuro para España y sus ciudadanos. No es una tarea sencilla, pero tengo la confianza de que su figura pueda imponer un poco de orden a la situación actual. Recordemos que en la semana entrante es cuando Felipe VI mantendrá reuniones con los representantes de los principales partidos, veremos qué pasa entonces.

SPAIN-POLITICS-ROYALS-KING

¿Conocías este rol que se le otorga al Rey? ¿Crees que será capaz de moderar la situación correctamente? ¿Te ha gustado la entrada? Déjanos tu comentario aquí o en nuestra página de Facebook. Y si te parece interesante, curioso, útil o todo a la vez, ¡compártenos, por favor!
Imagen: huffpost.com
Anuncios

2 Respuestas a “El importante papel del Rey

  1. Pingback: Eligiendo al Presidente del Gobierno en España | Esto también es política·

  2. Pingback: ¿Qué puede y no puede hacer un gobierno en funciones? | Esto también es política·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s