Una decisión inoportuna

Podemos decir que la noticia destacada del día de ayer fue la imputación de Mas y otras dos personas, la exvicepresidenta Joana Ortega y a la consejera de Enseñanza Irene Rigau, hecha por el TSJ de Cataluña, que los citaba para declarar por las acciones llevadas a cabo el año pasado que dieron lugar a la consulta del 9-N. Esta imputación viene en un momento sin duda delicado y, en mi opinión, inoportuno. ¿Por qué?
Bien, en primer lugar he de decir que aquí no está habiendo ningún juicio político ni nada que un Estado de Derecho no permita. El Sr. Mas ha sido imputado por unos delitos muy serios de los que creo que debe responder, aunque luego en juicio se le declare culpable o inocente. Ahora bien, políticamente esta imputación no viene en buen momento. En primer lugar, porque como ya explicamos en una entrada anterior, la situación del Sr. Mas para formar gobierno estaba en una situación complicada. Depende de la CUP para ello, pero éstos ya dijeron durante la campaña electoral que no le apoyarían en una eventual votación para ser elegido presidente. Sin embargo, la noticia de la imputación se está utilizando ahora como herramienta de presión, poniendo al Sr. Mas como perseguido político y mártir del independentismo, potenciando así su figura. También le da una excusa perfecta para seguir soltando comentarios contra el Estado y en defensa de su proyecto, de tal forma que no llega a haber la calma o reposo suficiente para enfriar la situación y hacer un verdadero análisis que demostraría la verdadera situación del independentismo y de los partidos que lo han apoyado.
El ministro de Justicia, Rafael Catalá, explico que el motivo de no haber hecho esta imputación antes es que no querían interferir en el proceso electoral. Creo que es algo razonable pero que pierde el sentido si tenemos en cuenta que desde la querella presentada por el Ministerio Fiscal hasta el día de ayer han pasado nueve meses. Se podía haber hecho antes y evitar todo el escándalo que está surgiendo, que incluso está tomando las simpatías de otros partidos de España, como el PNV, Podemos o el PSC. Cabe decir además que resulta extraño que siendo una decisión de ámbito judicial sea el Ministro de Justicia, representante del Gobierno, el que de las explicaciones, y no el Fiscal General el Estado o algún portavoz del TSJ de Cataluña. Creemos que las declaraciones podían haberse proyectado desde el poder judicial y no desde el ejecutivo para que no hubiera lugar a dudas sobre la independencia de los poderes.
En definitiva, creo que el tiempo hubiera demostrado las debilidades del proyecto independentista planteado en estas elecciones, pero gracias a esta inoportuna decisión, y a la siempre desastrosa falta de comunicación de nuestro Gobierno para explicar las cosas, nos vemos envueltos de nuevo en la polémica y damos fuerzas a una persona que por sí sola no hubiera llegado nunca a donde está ahora. Toca esperar a ver si la CUP mantiene su decisión de no apoyar la investidura del Sr. Mas de acuerdo a sus principios o acaba sucumbiendo a las presiones a cambio de cesiones políticas. ¿Qué creéis que pasará?
Comparte tu opinión con nosotros, aquí o en nuestra página de Facebook.
Fuente imagen: wikipedia.org. 
Palau_de_Justícia
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s