27S: La encrucijada de Junts pel sí, la CUP y Artur Mas

Una rápida entrada tras las elecciones del 27S en Catalunya.
Es innegable que Junts pel sí son los vencedores de las elecciones pero no estoy seguro de que hayan obtenido unos resultados ideales, tal y como han planteado en los discursos post-electorales. 62 escaños les han acercado a una mayoría absoluta que parecía estar más cerca en los últimos sondeos. Sin embargo, esto no es el problema.
La CUP, por su parte, también se encuentra en una encrucijada. En sus actos dijeron claramente dos cosas: no iban a hacer a Artur Mas presidente y darían por iniciado el proceso para la independencia si las opciones soberanistas conseguían mayoría absoluta en escaños y en votos (algo que no ha ocurrido porque la mayoría de votos han sido para opciones no independentistas).
Y es que no he oído ni leído a nadie remarcar una evidencia: Junts pel sí y CUP quieren la independencia, sí, pero no quieren la misma independencia ni comparten puntos de vista sobre cómo acceder a ella. Los primeros han anunciado una hoja de ruta de dieciocho meses y cuya primera opción es negociar con el estado español y la UE; los segundos, quieren declararla en el menor tiempo posible y sin negociación, puesto que si por ellos fuera, Catalunya estaría fuera de las instituciones comunitarias. ¿Cómo ponerse de acuerdo? ¿Qué independencia quieren?
Cuando decía anteriormente que no son los resultados ideales para ambos lo decía porque mantener las apariencias ya no es posible para ninguno de los dos. La idea era que, en primera votación, Artur Mas sería rechazado como presidente de la Generalitat, con el “no” de la CUP, ya que se necesita la mayoría absoluta. En segunda votación, donde la mayoría simple es suficiente, la CUP se abstendría (manteniendo así su palabra), Artur Mas sería investido y el proceso de independencia se iniciaría. ¿El problema? Es que siguiendo esta lógica, el resto de fuerzas, votando “no”, suman más escaños que Junts pel sí (63 por 62), por lo que Mas nunca sería investido y, tras dos meses, unas nuevas elecciones deberían ser convocadas.
¿Opciones? A priori sólo existen tres: o la CUP falta a su palabra y apoya la investidura de Artur Mas (además de dar por iniciado el proceso sin la mayoría absoluta de votos), algo que parece poco probable; o Junts pel sí cambia a su candidato por otro que fuese aceptado por el partido de Antonio Baños; o se convocan nuevas elecciones.
La realidad es que el proceso continúa estando más cerca de las quimeras que de las realidades. Aun con estos escollos superados, ¿cómo piensa ahora el señor Mas explicarle a Europa que va a proclamar una declaración unilateral de independencia, habiendo perdido en votos según el carácter plebiscitario que él mismo dio a estas elecciones? ¿Cómo va a convencer a las instituciones y cancillerías europeas de que, con estas condiciones, Catalunya debe ser reconocida como estado independiente y, además, permanecer dentro de la UE?
Extra: En votos, 52%-47% (a grandes rasgos); En provincias, Barcelona y Tarragona no son independentistas, Lleida y Girona, sí; ¿Quién decía que la sociedad catalana no estaba dividida?
Comparte tu opinión con nosotros, aquí o en nuestra página de Facebook.

Elecciones en Catalunya

Anuncios

Una respuesta a “27S: La encrucijada de Junts pel sí, la CUP y Artur Mas

  1. Pingback: Una decisión inoportuna | Esto también es política·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s