Sobre la política personalista

A pocos días de la celebración de las elecciones municipales autonómicas y municipales quiero hacer una reflexión sobre un fenómeno que parece que poco a poco se ha ido extendiendo hasta llegar a situaciones que rozan el límite de la vergüenza. Ya sabemos que en España tenemos un modelo de elección indirecta de nuestros representantes, esto es, que votamos a una lista de partido para el órgano representativo que sea (cámara legislativa o pleno de ayuntamiento) y luego estos diputados o concejales escogerán a una persona para que sea la líder. Esto implica que la persona última escogida como líder puede ser cualquiera, siempre que cumpla con los requisitos mínimos de edad y tenga la nacionalidad española (excepto en municipios, que puede ser también un ciudadano de la UE). Esto queda claro en teoría, sin embargo en la práctica parece que los partidos se han empeñado en hacer cada vez más una campaña centrada en su principal candidato, aquél que ocupa el primer puesto de la lista y que a priori será el que escogerían como líder de ganar las elecciones. Hay que decir que pese al sistema de elección indirecta, es inevitable contar con una cabeza visible que guíe un poco los pasos y represente al partido, pero el peso debería recaer sobre el partido político, que para eso estamos en un sistema parlamentario y no presidencial. Pues bien, parece que todo esto que he dicho, que nunca ha quedado demasiado claro para nadie, se está diluyendo cada vez más. Hemos llegado a un punto en que lo que importa no es el partido político o el programa electoral sino el candidato concreto, da igual lo que le rodee o planee hacer, la gente está con el candidato. Es una situación que en vez de ciudadanos nos transforma en fanes, como si en vez de un político fuera un músico famoso o un deportista. Y no señores, eso no está bien, y voy a explicar por qué:
  • En primer lugar, porque supone una alteración del sistema que falsea la realidad. Todo líder en este país cuenta detrás con una cámara escogida por los ciudadanos que es la que tiene el verdadero peso en las decisiones. Por mucho que queramos a la persona concreta, si ésta no tiene el respaldo de esta cámara poco va a poder hacer y no tardará (si fuera medianamente responsable) en convocar elecciones o dimitir por la imposibilidad de sacar adelante nada.
  • Además, en este país parece que nos fijamos mucho en el exterior pero tomando lo que nos interesa. Con esto quiero resaltar que en países donde hay elección directa del líder y por tanto se lleva a cabo una campaña más centrada en él (obvio) esta persona no deja por ello de presentar un programa y propuestas concretas. Aquí parece que no, que no sólo se practica una política personalista, sino que además no se propone nada en absoluto. Para que quede bien claro, “me van a votar por mi cara bonita”, por ser quién soy y tengo una multitud de simpatizantes que me aman y admiran sin motivo concreto. Y esto sí que ya supone la catástrofe política absoluta, esa falta de rigor y seriedad que hemos arrastrado durante años tiene su culmen en votar porque me gusta ese candidato por su “cara bonita”. Algunos me podrían replicar que se le vota por cómo es y porque le ha gustado cómo se ha comportado en ocasiones anteriores. Bien, pero creo que en la situación de crisis que estamos (social, política y económica) debemos actuar con más rigor en la política y exigir más a nuestros representantes y, sobre todo, no permitir que distorsionen la realidad del sistema para obtener votos, que luego nos encontramos con el inmovilismo que tenemos en Andalucía, por ejemplo.
Y ya que estamos, voy a citar el ejemplo concreto de la Sra. Esperanza Aguirre, candidata a la alcaldía de Madrid. Creo que hay pocos ejemplos en este país que representen mejor esa política de personalismo de la que estoy hablando. Por una extraña razón que yo no acabo de comprender, la Sra. Aguirre tiene una legión de seguidores detrás que no piensan en nada más al votar además de lo “maravillosa y guapa” que es su candidata. No les importa que no tenga un programa electoral concreto, en vez de eso ha presentado unos “compromisos electorales” que dan vergüenza leer, y se presenta como ella misma, en el sentido de que todo lo necesario en la campaña es su propia persona, todo lo demás no importa. Esto contrasta con la otra candidata del PP para la Comunidad de Madrid, la Sra. Cifuentes, que a diferencia de su compañera de partido, sí se ha dignado en presentar un programa político medianamente serio con propuestas concretas. Con lo que no podemos decir que sea una política del partido, sino que así le ha salido del moño a la Sra. Aguirre actuar. Si llegase a ganar pues ya veríamos qué hace y si su mera persona fuera tan suficiente como lo hubiera sido durante la campaña (ya voy adelantando que no, no sería suficiente).
Antes de terminar quisiera hacer una especificación sobre el inmovilismo que hay ahora en Andalucía. Otra de las políticas en este país que parece que practican la política personalista al máximo nivel es la Sra. Susana Díaz, que ahora se encuentra en una situación difícil pues no obtiene el apoyo suficiente del parlamento para su elección como Presidenta de la Junta. La Sra. Díaz se empeña en culpar a las fuerzas rivales de no aceptar la decisión de los andaluces en un discurso que ya empieza a cansar. Y yo respondo que debería conocer las características del sistema en que participa, que si bien un 35,43% de andaluces la quieren como presidenta, un 64,57% no la quiere, por tanto la “voluntad de la gente” que se empeña tanto en decir está más en su contra que a su favor. Vemos aquí un claro ejemplo del fracaso de las políticas personalistas y cómo los ciudadanos debemos evitar centrar nuestra atención en la persona y tener una visión más global.
 Aguirre chulapa
¿Te ha gustado la entrada? ¿Hay algo que quieras añadir? ¿Te ha quedado alguna duda? ¡Comenta y comparte por las redes! 
 Fuente imagen: ABC.es
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s