El Estado de las Autonomías

Presidentes Autonómicos 2012
En la entrada anterior hablamos de la organización territorial de España y hubo una parte que quedó pendiente de explicar más a fondo dada su importancia en la política nacional y su especial relevancia últimamente. Estamos hablando de las Comunidades Autónomas. Aunque en ninguna parte de la Constitución se recogen estas exactas palabras, España se configura como un estado autonómico. Pero, ¿qué significa esto? Todos nosotros hemos oído hablar de las Comunidades Autónomas y sabemos algo de ellas. Pero la realidad es algo más compleja, y es lo que vamos a tratar en esta entrada.
El Estado de las Autonomías surge en la transición, cuando se planteaba cómo pasar del estado centralizado franquista a un estado descentralizado. En el proceso se decidió que la Constitución no definiría la forma de organización territorial del Estado. En su lugar contendría una serie de disposiciones que contienen los principios básicos y de organización y deja en manos de los distintos territorios la iniciativa para obtener la autonomía y constituirse en territorios autónomos. Así, se inicia un proceso que culmina a finales de los 90, por el que los distintos territorios que conforman España se constituyen en lo que hoy conocemos como las 17 Comunidades Autónomas (CCAA) y las 2 Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla.

Mapa España lamoncloa.gob.es

Los principios que regirán este nuevo estado autonómico serán tres: principio de unidad, autonomía y solidaridad. El principio de unidad hace referencia a que todos los territorios, pese a la autonomía que puedan obtener, formarán parte de España y serán parte de una política nacional conjunta (art. 2 CE). La autonomía es la potestad que tendrán de manejar las competencias que obtengan como propias, sin injerencia del Estado, siempre y cuando respeten la ley y el resto de principios (art. 2 y 137 CE). Por último, el principio de solidaridad se refiere a la igualdad que debe haber entre todos los territorios y la obligación de destinar más recursos a aquellas Comunidades que lo necesiten, además de la prohibición de privilegios económicos o sociales (art. 138 CE).
Como hemos dicho, la Constitución estableció el marco sobre el cual los territorios podrían acceder a la autonomía. Sin embargo, al principio del proceso se dio preferencia a aquellas Comunidades que hubieran aprobado en el pasado sus propios Estatutos de Autonomía y tuvieran en ese momento un organización autonómica provisional. Por ese procedimiento, Cataluña, País Vasco y Galicia se acogieron, en base a la disposición transitoria segunda, a la vía de acceso del artículo 151 CE. Con este procedimiento, estas comunidades adquirieron todas las competencias que contemplaran sus Estatutos de Autonomía (menos las reservadas al Estado) sin tener que esperar. Este proceso se conoce comúnmente como la “vía rápida” de acceso a la autonomía. En años posteriores Andalucía, Navarra, Valencia y Canarias siguieron unos procedimientos muy similares que también les permitieron ponerse al nivel de Cataluña, País Vasco y Galicia. Sin embargo, todos estos procedimientos no hicieron más que provocar profundos desequilibrios entre las comunidades y en los años 1981 y 1992 tuvieron lugar los llamados Pactos Autonómicos. En el primero se perfiló el mapa actual de 17 Comunidades Autónomas y dos Ciudades Autónomas y se estableció el segundo de los procesos de creación de CCAA para el resto, siguiendo el artículo 143, que establece unas competencias iniciales (contempladas en el art. 148 CE) y un periodo posterior de 5 años antes de adoptar más competencias. Este procedimiento es el que se conoce como “vía lenta”. Pese a todo, y en vista del profundo desequilibro existente entre los territorios, se decide hacer un segundo Pacto Autonómico en 1992 con el que se pretende igualar a aquellas Comunidades de la “vía lenta“.

pactos

Un elemento importante que no podemos dejar pasar para entender el Estado de las Autonomías es la figura del Estatuto de Autonomía. Tal y como se recoge en nuestra Constitución, en el art. 147 CE, “los Estatutos serán la norma institucional básica de cada Comunidad Autónoma y el Estado los reconocerá y amparará como parte integrante de su ordenamiento jurídico“. En éstos se recoge un contenido básico que configura las CCAA como territorio autónomo, con todas las características que ello supone. Pero lo más importante es que contiene la lista de competencias transferidas a la Comunidad. Las competencias básicas que se transfieren a las CCAA están contenidas en el art. 148 CE y las del Estado en el art. 149 CE, pero todas aquellas competencias que no estén recogidas en éste último podrán ser atribuidas a las CCAA si éstas lo contemplan así en su Estatuto de Autonomía. Si no estuviesen contempladas, la competencia sería del Estado. Además, el art. 150 CE contempla la posibilidad de transferir ciertas competencias reservadas en un principio al Estado que por su naturaleza sean susceptibles de delegación. También hay que decir que los Estatutos de Autonomía, precisamente por este tema competencial y sus posibles conflictos, deben ser aprobados por las Cortes.
Aquí vemos con claridad la característica de los estados regionales explicada en la entrada anterior. No hay una lista cerrada de competencias, sino que es variable, incluso aquéllas en un principio reservadas al Estado. La propia Constitución prevé que pueda darse una situación de descompensación absoluta en cierta materia que llegue a perjudicar el interés general y el Estado se vea obligado a intervenir con una Ley de Armonización (art. 150.3 CE).
Y esto es en resumidas cuentas el Estado de las Autonomías. Es un tema complejo que hemos tratado de tratar lo más sencilla y claramente posible. Sin embargo, entenderíamos que tuvieras dudas, por eso te animamos a comentar o a enviarnos un mensaje. ¡Y por supuesto os animamos igualmente a participar si tenéis algo que aportar!

Fuente imágenes:  castillalamancha.es; lamoncloa.gob.es; elmundo.es.

Anuncios

Una respuesta a “El Estado de las Autonomías

  1. Pingback: La decisión ciudadana | Esto también es política·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s